Publicado: 12 de Diciembre de 2016

Cuatro estilos definen la casa del 2016.

Vienen dispuestas a dar un toque chic y personal a la casa y no tienen intención de desaparecer. Son cuatro, pero no son las únicas, ya que conviven con estilos como el nórdico (una tendencia que sigue viva y cada vez con más seguidores). Conócelas y descubre sus señas de identidad.

Clásico con espíritu del siglo XXI

La elegancia del clasicismo se apodera de los espacios y lo hace rejuveneciendo su imagen. Esta tendencia realiza una especie de ‘lifting’ decorativo, que mantiene intacta la esencia original, pero actualizándose y poniéndose al día. El resultado es un estilo atemporal, más fresco y menos formal. Para conseguirlo, se combina mobiliario actual, piezas ‘vintage’, arte contemporáneo, arquitectura señorial… Una mezcla llena de posibilidades, que encierra ‘charme’ y buen gusto en cada rincón.

VER GALERÍA

Territorio metalizado: el brillo ha vuelto

¡Viva el dorado! El triunfo de los metales es un hecho en sí, porque no sólo hablamos del oro, sino también de la plata, el bronce o el níquel. Sofisticados, bellos y elegantes, resultan, además, tremendamente versátiles. Son idóneos tanto en un ambiente clásico, como en uno actual, ya que a todos ellos ponen una nota personal y chic. Si se combinan entre ellos de forma armoniosa se logran resultados espectaculares y con materiales como cristal o piedra sacarán su lado con más ‘glamour’.Con el blanco impoluto forman una pareja ‘trendy’ y con el gris y el púrpura son la eleganciapersonificada. Eso sí, tampoco hay que pasarse. La clave está en el equilibrio. Por este motivo, para no recargar las atmósferas, lo ideal es apoyarte en una decoración ligera y simple, que potencie la belleza del metal sin caer en artificios ni ostentaciones. Recurre a piezas (mantitas o alfombras) de pelo y disfruta de su poder.

Vaya Tela

Rbla. Guipúscoa, 47 08020 Barcelona - 93 308 08 46

¿Cómo  llegar?

Street view